fbpx

2022: El año de los videojuegos para Netflix

2022: El año de los videojuegos para Netflix

Netflix se prepara para dar su primer gran paso más allá de las series y las películas. A través de Bloomberg conocemos nuevos detalles del proyecto de Netflix para adentrarse en el terreno de los videojuegos, una decisión que conocimos el pasado mes de mayo a través de The Information. De hecho, la empresa no es nueva en este tema. En 2019 lanzaron un juego móvil para acompañar el estreno de la tercera temporada de ‘Stranger Things’, aunque ese título estuvo desarrollado por una empresa aparte.

Para liderar este movimiento, Netflix ha contratado a Mike Verdú, antiguo ejecutivo de Electronics Arts y Facebook para impulsar su planes de expansión con un nuevo servicio de videojuegos por internet. Verdú trabajó en sagas como ‘Los Sims’, ‘Plants vs. Zombies’ y juegos de Star Wars, además de ser el director creativo de Zinga y responsable de juegos para Oculus. Será el nuevo vicepresidente de desarrollo de videojuegos, un cargo avanzado por la revista Bloomberg que refuerza los rumores que desde principios de año aseguran que la plataforma quiere competir en el mercado de las consolas.

No queda claro todavía cómo se ofrecerán estos videojuegos. Hay varias alternativas, desde ser contenidos interactivos como una especie de ‘Bandersnatch’ vitaminado hasta permitir descargar el juego directamente en la memoria del dispositivo. Sin embargo, la opción más factible es recurrir al juego en la nube, como ya hace Google con Stadia o Microsoft con xCloud Gaming. Según el diario Axios, fuentes cercanas al proyecto afirman que la inspiración principal de Netflix sería el servicio Apple Arcade, un catálogo de juegos de alta calidad para dispositivos móviles al que los usuarios pueden acceder por una cuota mensual.

 

netflix servicio de videojuegos

La pandemia aceleró el crecimiento de Netflix como líder del sector audiovisual con 37 millones de altas durante 2020, para sumar un total de abonados que supera los 200 millones. Según se prevee, el paso a los videojuegos no supondrá un coste extra para los suscriptores de Netflix, aunque sí se puede entender este movimiento como estrategia para justificar un posible incremento de precios. No lo tendrá fácil, pues como apunta Magnet, empresas como Google, Amazon o Apple también han intentado abrirse hueco en esta industria y por el momento no han tenido mucho éxito.

 

Y hay quien opina que el tiro puede ser acertado. El fundador y director de Kantan Games, el Dr. Serkan Toto, explicaba en este artículo de Inverse que la transición de Netflix a los juegos es inevitable y necesaria: 

 

Netflix tiene ventajas sobre Google y Amazon: es una empresa de medios pura. Llevan años en el negocio del streaming y la nube, y tienen una propiedad intelectual original que se puede utilizar para juegos. Sobre el papel, esto le da a Netflix una ventaja sobre otros recién llegados”.

Netflix partiría de una posición ventajosa gracias a su catálogo de marcas y una enorme biblioteca propiedad intelectual derivada de sus películas y series. Esto es lo que provocaría que aparte de tener las respectivas suscripciones por la variedad de películas y series, el mismo público tenga oportunidad de jugar a algún juego que sea lanzado por la plataforma. Netflix habrá pensado que si las ficciones inspiradas en videojuegos como The WitcherAssassin’s Creed y Castlevania han tenido éxito, por qué no traer ese mismo público fanático de las series a algún modo de juego interactivo como hizo con Stranger Things.

netflix stranger things

 

Pero claro, crear juegos a partir de la propiedad intelectual también es complicado. Disney lo ha intentado y su propiedad intelectual es mucho más fuerte que la de Netflix. Lo que sucede es que los buques insignia más importantes de Disney, desde los personajes de Marvel hasta la franquicia Star Warshan tenido éxito en los videojuegos gracias a que Disney ha entregado en gran medida el control creativo a las principales desarrolladoras.

Netflix podría hacer lo mismo. O bien podría construir un servicio de retransmisión de juegos que aprovechara a la perfección su servicio existente. O podría comprar su entrada despilfarrando miles de millones de euros en un importante editor de juegos como EA o Ubisoft. Hacer algo similar a la reciente compra de MGM Studios por parte de Amazon, pero para videojuegos. El futuro dirá.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

0